Tesla continúa su política eco-friendly adentrándose en el mundo del surf

Por
Imagen de Alvaro Pastor
Alvaro Pastor
07 · 19 · 2019

Elon Musk ha destacado por conseguir que su empresa sea conocida como la pionera en producir coches 100% eléctricos con una gran autonomía y por lo tanto limpios y no contaminantes. Además, el éxito se debe a un magnífico posicionamiento de mercado gracias a la exclusividad, la elegancia y la constante innovación de la misma empresa. Debido a aspectos como la Responsabilidad Social Corporativa y su compromiso con el medio ambiente ha logrado el continuo auge de Tesla como una de las empresas punteras del siglo XXI.

Pero en Tesla aunque muchos no lo sepan, al tratarse de una empresa considerada como premium se fabrican productos que van más allá de los vehículos sostenibles. Entre otros ejemplos en su tienda oficial podemos encontrar ropa, cargadores móviles y lo último en aparecer, una tabla de surf.

Tesla Surfboard, el objeto no eléctrico más caro de su catálogo

Sí, aunque parezca increíble, desde Tesla (que de momento siegue siendo una empresa de automóviles) se han fijado en el surf, un deporte acuático que mueve masas a nivel mundial, para continuar con ese trabajo de promoción que tan buenos resultados les está dando y manteniéndose apartados de modelos de publicidad tradicional, por lo menos en países como España. Así que ya podemos decir que Tesla se lanza a las cero emisiones en el agua para conquistar las olas desde Sillicon Valley.

Pero detrás del lanzamiento de la Tesla Surfboard, existe también una importante estrategia de marketing que quiere relacionar la marca con la promoción del deporte eco-friendly. Nada es casualidad. Si quieres saber más acerca de iniciativas que han surgido en el surf para hacerlo más sostenible, visita el artículo de nuestro blog.

Por lo tanto, Tesla sigue con su línea de productos cero emisiones sacando al mercado la increíble tabla de surf que se puso en venta el agosto pasado en su tienda oficial. Lo curioso de este objeto, es que se lanzó una edición limitada a 200 unidades y sin hacer mucho ruido consiguió venderlas todas en menos de un día. Ello ha hecho que se haya convertido ya en un objeto preciado por los coleccionistas, llegando actualmente a triplicar su precio original de 1500 dólares.

 

¿Tabla de surf u objeto de coleccionista para decorar interiores?

Su precio desde luego es muy elevado, y todavía no sabemos si se  justifica su uso como instrumento real para surfear o como elemento decorativo en el salón de alguna casa de playa Californiana.
En realidad, la tabla se originó desde Tesla Design Studio, en colaboración con Matt Biolos y Lost Surfboards, el creador y una de las marcas más prestigiosas del sector, por lo que en tal colaboración era complicado que algo saliera mal.

El diseño es impresionante y agradable a la vista, el contraste de rojo y negro, y a su vez de brillante y mate hacen de esta tabla una delicia para los ojos. La tabla está construida en la misma mezcla de material que se utiliza en los vehículos.

Pero no sólo es un objeto bonito. También al igual que los vehículos Tesla incorpora la tecnología más avanzada. La parte superior y los bordes de la tabla, están fabricados de un material registrado por Lost Surfboards, “Black Dart” una mezcla de fibras de carbono y fibras de vidrio, que le proporciona resistencia a los impactos, dureza y un peso muy reducido. La parte inferior incorpora dos capas de tela para darle la mayor elasticidad posible y reducir las abolladuras. Sin embargo, la tabla no incorporaba las quillas. Tesla, además ha asegurado que la tabla será transportable en sus modelos S, X y 3.

Si comparamos con otras tablas de surf, la de Tesla supera con creces el precio, pero quien sabe, quizás no vuelvan a fabricarla por lo que puede suponer una inversión a largo plazo. De todas maneras, es de agradecer que empresas punteras como la nombrada se interesen por un deporte tan maravilloso como el surf.

Compartir 

Surfcamps destacados