Mundaka Surf Shop & School

Escuela de surf
Premium
Idiomas hablados: 
Euskera
Inglés
Español

Mundaka Surf Shop & School nació hace más de 25 años como tienda de surf de la conocida como Biosfera del Urdaibai y en la actualidad es una de las tiendas de surf más antiguas de Euskadi. Surgió de la iniciativa de Craig Sage Cotter, un australiano que, como muchos otros surfistas, desembarcó en Mundaka en busca de su archiconocida ola.

Mundaka Surf Shop & School nació hace más de 25 años como tienda de surf de la conocida como Biosfera del Urdaibai y en la actualidad es una de las tiendas de surf más antiguas de Euskadi. Surgió de la iniciativa de Craig Sage Cotter, un australiano que, como muchos otros surfistas, desembarcó en Mundaka en busca de su archiconocida ola. Enamorado del pueblo y de sus gentes decidió quedarse y no dudó en trabajar para introducir el surf en Mundaka, ya que a pesar de contar con una de las mejores izquierdas del mundo carecía de lo básico, que en este caso era la tienda, que a partir de ese momento permitiría comprar todo lo necesario para la práctica del surf.

Siendo Mundaka un lugar privilegiado para la práctica del surf no contaba todavía entre sus gentes con demasiados adeptos, los pocos que lo practicaban compraban sus tablas y accesorios a los extranjeros o bien los traían de otros lugares como Sopelana o Donosti. Con la inauguración de la primera Mundaka Surf Shop este problema desapareció y poco a poco el surf fue ganando aficionados. La fiebre fue creciendo y en colaboración con la tienda se creo el Mundaka Surf Club.

Después, a finales de los años 90, llegó la escuela de surf, Mundaka Surf School, con un gran equipo de experimentados surfistas dirigido por el propio Craig Sage Cotter, que lleva ya más de 20 años dando clases de surf en Mundaka y transmitiendo su pasión por el surf a cada uno de los alumnos que reciben. Así, Mundaka Surf School  se encarga cada verano de impartir clases de surf a aquellas personas que quieran aprender este apasionante deporte, con monitores titulados por la Escuela Vasca del Deporte y la Federación Vasca de Surf (EHSF) que te enseñaran los principios básicos del surf: como ponerse de pie, como coger las olas, etc... Además, en todos los cursos se entregará un manual de iniciación y un diploma a la finalización de los mismos.

Mundaka cuenta con un valor reconocido en casi todo el mundo: la ola que rompe en la barra de arena que hay a la entrada del puerto y que está considerada como la mejor izquierda de Europa y como una de las mejores olas del mundo. 

La Ola de Mundaka rompe de izquierdas, nace en una barra de arena, formada en la entrada del puerto y que varía en función de los temporales, y se alarga durante bastante tiempo hasta morir en la playa de Laida. Destacan su rapidez y su fuerza  que la convierten en una ola exclusiva para surfistas experimentados, de ahí que se aconseje a principiantes abstenerse de surfear en estas olas. Pese a que el fondo es de arena, el peligro de impactar contra éste existe y es debido a que las bajamares ocasionalmente dejan apenas sin fondo al centro de la barra lo que hace que sea peligroso surfear en este lado, por lo que se recomienda la salida de la ola en esta ocasiones.

Mundaka, ubicada en la desembocadura de la ría de Mundaka, designada como Reserva de la Biosfera de Urdaibai, es un lugar incomparable para la práctica de deportes acuáticos sobre todo en época de verano. Además, su privilegiada situación monte-mar permite a los visitantes la opción de elegir entre la playa o el paseo por el monte. Y si esto no convence siempre queda el remedio para los nostálgicos del asfalto de ir a Bilbao a hacer unas compras o tomar unas copas. La época más apropiada para visitarla es el verano, pero asimismo son recomendables los días de septiembre en los que aparecen los primeros temporales, los suaves días de viento sur de otoño o los soleados días de primavera.

Mundaka tiene también en sus alrededores pueblos tan conocidos como Bermeo, Gernika, Ondarroa o Lekeitio y  lugares dignos de visitar como las cuevas de Santimamiñe o el Bosque animado de Ibarrola en el valle de Oma.